Madre cubana se va sin nada en las manos, luego de hacer una cola con sus dos pequeños para comprar pollo/Imágenes captura de pantalla

Pese al aumento de casos de Covid-19 en La Habana y en el resto del país, las colas para comprar productos alimenticios no cesan, una madre cubana fue a un establecimiento comercial con sus dos hijos pequeños, y documentó en redes sociales que lo que fue a buscar se acabó frente a ella, recoge Cubita Now, el portal de noticias que editó el vídeo.


«Caballero se acabó el pollo, nadie alcanzó pollo, miren que cantidad de personas se van porque se acabó…», comentaba la joven mientras filmaba a los isleños que se iban con sus manos vacías tras haber hecho fila, de seguro por un buen rato.

«Yo, ésta que está aquí no alcancé, con ese bebé que está ahí», dijo señalando al coche, «y con este que está aquí», indicando a su otro hijo de unos dos o tres añitos.

Esto demuestra que aunque han arremetido contra los coleros, acaparadores y revendedores, luego de culparlos del desabastecimiento en el país, ellos no eran los responsables de la escasez alimentaria en Cuba, ya que esto es un fenómeno de larga data, que se viene dando en la nación caribeña desde hace décadas, que se logra solucionar a medias durante cortos lapsos de tiempo, para luego volver empeorar, pero que nunca ha dejado de ser una constante.

La diferencia es que ahora se da en el contexto de la pandemia de Covid-19, con una crisis financiera más grave, y con el mayor acceso de los cubanos a las redes sociales, gracias a la internet que el régimen intentó obstaculizar durante años, para que la realidad del país no se mostrara al mundo, como se muestra hoy.