Luis Manuel Otero Alcántara «No tienen capacidad de diálogo para enfrentar ningún tipo de cambio en Cuba»/Imágenes tomadas de redes sociales y Periódico Victoria

Jóvenes artistas e intelectuales del 27N (manifestación ante el Ministerio de Cultura el 27 de noviembre) reaccionan al comunicado del MINCULT, que anunciaba no tendrían diálogo con «mercenarios».

«El sistema así se comporta normalmente. Lo estoy viviendo de manera directa hoy. La incapacidad para el diálogo los lleva a posicionarse de esa manera. Lo que exigimos era lo mínimo que podíamos hacer ante la posición hostil que adoptaron al respecto menos de 24 horas después», confesó Julio Llópiz-Casal, uno de los artistas que debía participar de la reunión que nunca llegó a darse, reporta CubaNet.


Por su parte, el líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los artistas excluidos del diálogo, dice no estar impresionado con la respuesta de los funcionarios de Cultura.

«Ahora la Seguridad del Estado los inmovilizará, los coaccionará y tomará muchas más medidas para impedir que se reúna tanta gente», vaticinó el activista.

«Están demostrando que no tienen capacidad de diálogo para enfrentar ningún tipo de cambio en Cuba, ni para escuchar las exigencias de una generación a los funcionarios que se deben a la ciudadanía. Muchas personas demostraron allí que (las autoridades) necesitan un cambio, pero el régimen está demostrando que no le interesa. Demuestra que en su totalitarismo decide cómo contar las cosas y a quiénes invitar», explicó.

La actriz Iris Ruiz, vicecoordinadora del MSI, considera que «son unas bestias heridas. Han demostrado que su función es excluir. La propuesta de que ellos escuchen a la ciudadanía siempre va a seguir en pie, y la propuesta de ellos de reprimir y de no dialogar, de ser violentos y de romper con hostilidad las demandas, también».


«Ese argumento de que nos paga el imperio no tiene sentido, porque los que tienen tiendas en dólares son ellos, los que están dolarizando la economía son ellos», añadió.

La «acusación de mercenarios y gente manejada desde afuera» sigue siendo el mismo pretexto para sacar «una variable de la discusión», concluye Llópiz-Casal.

En horas tempranas de este viernes 4 de diciembre, el ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau tuiteaba que seguían abiertas las oportunidades de diálogo con los «jóvenes y artistas que que se reunieron frente al MINCULT el 27 de noviembre, que no han comprometido su obra con los enemigos de la nación cubana», pero aclaraba que no se entenderían con los «mercenarios».