Luis Manuel Otero Alcántara/Imagen de archivo

Alexis Valdés se comunicó ayer vía telefónica con el artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien se encuentra en huelga de hambre desde hace más de 72 horas y sin beber agua desde el lunes, rodeado por un gigantesco operativo de la Seguridad del Estado.

Valdés le llamó preocupado tras escuchar un audio que le enviaron de Otero Alcántara, donde explica el actor y humorista lo notó muy «radical», porque lo sintió dispuesto a morir.


Al respecto, el coordinador del Movimiento San Isidro le dijo que él no cree que sea radical, «si no más bien un problema de escoger el final».

Luis contó a grandes rasgos por lo que pasó el sábado pasado en un calabozo en La Habana, y lo definió como «algo traumático, excesivo».

El activista detalló que la policía política le advirtió no le van a permitir hacer nada, un poco antes dijo que cualquier obra, incluso «una flor conecta a la gente y genera sensibilidad», refiriéndose un poco a grandes rasgos a como ha logrado con el arte conectar a los cubanos.

Otero Alcántara insinuó que la única opción que le han dejado es emigrar, y él no lo hará, «conmigo eso es por gusto, yo no voy para ningún lado», puntualizó.


Luego por preguntas directas de Alexis, el artista se abre y confiesa que lo metieron en un calabozo de menos de dos metros, con dos presidiarios, que al parecer lo agredieron impunemente.

«La opción que tuve fue volverme algo frágil y ver hasta qué punto esos seres eran capaces de golpear o de hacer, me di cuenta de que es como una coraza que empieza a recibir artillería y ya tú empiezas a ver como la fractura», relató.

Luis Manuel cree que al «régimen se le agotaron todas las posibilidades cívicas, civilizadas conmigo, con mi ser, porque uno está molestando, porque uno es arte, uno es amor, y lo otro es que yo no voy a hacer ningún tipo de arte para meterlo debajo de un colchón, mi trabajo va a ser siempre un trabajo vivo brother», aclaró.

El activista vivió «un nivel de estrés y de presión» muy fuerte, durante su arresto el sábado pasado, tanto así que él ya presiente su salud mental podría verse severamente afectada, y como él no tiene control sobre eso prefiere morir, aseguró Otero Alcántara, que evidentemente ha sido torturado psicológicamente.

«Hay un estado de terror aquí en San Isidro, de un barrio vivo, que canta, baila, los tienen aterrorizados…», precisó.

«Prefiero esto que terminar loco en Mazorra, que ahí si eres un vegetal…», indicó Luis Manuel que no quiere inspirar lástima, y prefiere irse, «despedirse» dignamente para honrar todo lo que ha hecho.

«El régimen va a decidir si devuelve mis obras de arte o si yo me muero», expresó casi al final del audio Otero Alcántara, quien está determinado «a morir con pasión», antes de perder su cordura.

Varios cubanos que escucharon la conversación en YouTube, le pidieron a Valdés lo llame todos los días, lo aconseje, porque la vida de Luis Manuel es muy valiosa.

«Muy triste y lamentable, lograron descontrolarlo psicológicamente. Habría que sacarlo de allá, merece una vida mejor fuera de toda esa agonía, aquello no cambiará», comentó Idalmis García.

«No pierdas las esperanzas Luis Manuel que eso es lo que quiere esa monstruosa dictadura, y mucha gente te necesita. Dios te bendiga y te de poder. ¡Patria y Vida! ¡Abajo la dictadura que vivan los derechos humanos!», escribió Lourdes Chavez.