Imágenes de El Heraldo de México y de YouTube

Luis Lauredo, ex embajador de EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA) asegura que la única opción para sacar al dictador Nicolás Maduro del poder, es una intervención militar en Venezuela, informa Martí Noticias.


Lauredo confesó que aunque es «un hombre liberal», se inclina «a una fórmula como hizo el presidente (George) Bush en Panamá con el presidente (Manuel A.) Noriega».

«Me duele decirlo, porque soy un hombre de paz y creo en la diplomacia y en el diálogo. Pero no le veo otra alternativa, siento decirlo», explicó el diplomático, que asistió al cabildo abierto que el exilio venezolano celebró en la alcaldía de Miami, para exigir a Nicolás Maduro que entregue el poder.

Lauredo representó a EEUU ante la OEA desde diciembre de 1999 hasta junio de 2001, actualmente ocupa un escaño como concejal en el gobierno de la ciudad de Key Biscayne, Florida.

En su opinión «resulta curioso que un régimen de tantos fracasos sea modelo para Venezuela», dijo en alusión a la influencia y las implicaciones de la dictadura cubana en el país suramericano.


«Imitar el fracaso es parte de esta patología psicológica de izquierdistas que gobiernan bajo la figura de Bolívar, por ejemplo, no son más que una mafia oculta tras la teoría del pueblo, la libertad pero que al final tiene miles de millones en Suiza, desafortunadamente, muchos en EE.UU, en Miami, y Washington como gobierno tiene que tomar acción en contra de esas personas», añadió Lauredo.

Por su parte, el director asociado del programa de las Américas en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Moisés Rendon, expresó que no ve indicios de que la administración del presidente Donald Trump se encuentre evaluando intervenir militarmente en la nación suramericana.

Por su parte el senador cubanoamericano, Marco Rubio dijo el jueves que EEUU podría tomar acciones firmes con celeridad.

«Yo no tengo la menor duda de que si ocurre violencia en contra de nuestro cuerpo diplomático, en contra de Guaidó, en contra de la Asamblea Nacional o en contra de los manifestantes, si eso ocurre no hay futuro para Maduro y la respuesta dependiendo de la acción va a ser sumamente grave y va a ser rápida», apuntó Rubio.