La pelea del campeón cubano Guillermo Rigondeaux contra el ucraniano Vasyl Lomachenko es esperada por miembros de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba) en Santiago de Cuba, tierra natal del boxeador.

José Daniel Ferrer, miembro de la organización opositora, con los guantes puestos, explica: “No se trata de boxeo entre miembros de la UNPACU, los miembros de la organización boxeamos pero contra la dictadura, se trata de que acá en Santiago de Cuba se está esperando la pelea entre el ucraniano, y el santiaguero; y la pregunta qué se hacen todos los aficionados: ¿Quién gana Lomachenko o el cubano?

Uno de los integrantes dice: “Los dos son buenos, pero obvio yo le voy a Rigondeaux”.

“Lomachenko no tiene para aguantar los golpes que le va a dar el santiaguero, que se prepare el ucraniano, que Rigondeaux le va a dar escuelita cubana de boxeo”, argumenta otro.

Entre bromas todos, como santiagueros natos apoyan a su coterráneo, menos uno de ellos que dice irle a Lomachenko.


“El ucraniano ese se ve que pelea bien; cuando a Rigondeaux le salga el picadillo que le dieron en la escuela de deporte, se va”, comenta otro integrante del movimiento.

Ambos boxeadores se enfrentarán este sábado, a las 22:30 horas (PDT) / 19:30 horas (EDT), en vivo y online, en el Madison Square Garden por el título Mundial de Boxeo Superpluma OMB, en poder del europeo.

La pela se considera un pleito de alta técnica entre dos hombres que son dobles campeones olímpicos.

El “Chacal” es monarca supergallo de la WBA; ambos púgiles aseguraron haber trabajado muy duro para demostrar quién de los dos es el mejor en el ámbito profesional.

La pelea de este sábado en la noche, gane quien gane, será un evento histórico para este deporte.

(Con información de Cubanet y Martí Noticias)