Siguen subiendo los precios de los productos en Cuba (Imagen tomada de redes sociales/ Raúl R. Ayala)

La escasez alimentaria y el racionamiento en Cuba, han provocado que los precios de los productos se hayan disparado en los últimos meses, lo que ha desatado la preocupación y la hambruna.


Desde que se empezara a sentir el desabastecimiento de alimentos en diciembre del pasado año, la leche en polvo ha alcanzado precios insospechados en el mercado informal, el costo del huevo y de otros productos alimenticios también han experimentado un notorio ascenso.

El periodista Raúl R. Ayala ha denunciado a través de sus redes sociales, que cinco tomates le costaron 40 pesos en moneda nacional, un precio doloroso para el bolsillo de la mayoría de los cubanos, y pidió la atención a los gobiernos locales, aparentemente haciendo un llamado al control de los precios.

» 5 tomates a 40 CUP. 1lb=20 CUP. Así andan los precios y aún no suben el salario. ¡ATENCIÓN los gobiernos locales!», escribió Ayala.

El designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel anunció a fines de la semana pasada que aumentarían el salario de algunos trabajadores estatales, así como las pensiones, sin embargo para muchos isleños el limitado incremento aún no arroja luz al final del túnel, puesto que el costo de los productos continúa escalando.


«Tienen que poner un límite a los precios, subiendo solo el salario no resuelven nada porque ya lo subieron una vez y mira como se dispararon los precios»; «Con los precios cómo están en Cuba, van a tener que subir el salario a 5000 pesos para poder comer bien»; «A 8 CUP el tómate, sacando cuentas con el salario mínimo propuesto por gobierno a partir de julio 1ro podrás comprar 50 tomates: una Jaba …. el resto de tu salario te lo dejo a tu imaginación 😲!»; «Es injusto y triste 😔», fueron algunos de los comentarios en la red social.

El sustituto de Raúl Castro en una visita gubernamental a la occidental provincia de Pinar del Río el viernes, hizo un llamado a «controlar» los precios de bienes y servicios a partir de la próxima subida salarial, evitando así la «inflación».

«Tenemos que controlar, no puede haber incrementos de precios en el sector estatal, ni de productos ni de servicios, y tampoco en el sector no estatal. Y lo vamos a discutir con el sector no estatal para que entienda», detalló.

Sin embargo, Díaz-Canel no aclaró si ese control de precios incluirá los de productos que el Estado vende en sus tiendas en pesos convertibles, y que tienen impuestos por encima de un 200%, refiere Diario de Cuba.

Comúnmente los precios de las tiendas estatales son blanco de fuertes críticas por parte de la población.