Los padres del menor de edad Tyre Sampson que con 14 años de edad perdió la vida al caer de una atracción mecánica en un parque de diversiones de Florida en el mes de marzo, presentaron una demanda por homicidio culposo el lunes.


El pasado mes de marzo se supo de la trágica noticia sufrida por Tyre Sampson, menor de edad de solo 14 años de Missouri, cuando se encontraba vacacionando con un amigo y la familia de este, perdió la vida tras caerse de la atracción Orlando FreeFall en el parque de diversiones ICON Park en la noche del 24 de marzo.

Yarnell Sampson y Nekia Dodd, padres de Tyre, plantean en su denuncia que su hijo era «estudiante de honor y jugador de fútbol» y que «A pesar de su destreza en el campo de fútbol, era conocido como una persona de buen corazón que se preocupaba por los demás”, “Tyre tenía una vida larga y próspera por delante que se vio truncada por este trágico evento».

La demanda, está dirigida contra varias de las entidades asociadas con la atracción mecánica del parque de diversiones, incluyendo al propietario-operador The SlingShot Group, Icon Park, el fabricante de la atracción Fun Time Thrill Rides y Gerstlauer Amusement Rides, fabricante de los asientos y arneses.

También alegan en la denuncia que la atracción del parque implicada, era “irrazonablemente peligrosa”, que el personal fue negligente al permitir que el menor de edad Sampson, que a pesar de tener solo 14 años media 6 pies y 2 pulgadas de alto y pesaba casi 380 libras, se subiera a la atracción.