La popular caja china que utilizan los cubanos en Miami para celebrar eventos familiares y festivos llegó a la ciudad tras el ingenio de su fundador Roberto Guerra.


En un reportaje especial del canal hispano Telemundo51, su nieto Avian Guerra, actual vicepresidente de la compañía «La Caja China» ubicada en Hialeah, explicó como se popularizó el uso de la misma entre la comunidad cubana del sur de la Florida.

La caja, que Guerra asegura es muy simple de utilizar, está hecha de madera y forrada con aluminio por dentro.

«No tienes que pasar mucho trabajo. Solamente ponerle el puerco adentro, lo cierras, empiezas con los carbones, con la cantidad que te dice la caja, y en cuatro horas ya va a estar listo. Es bien fácil», aseguró.

Según Guerra la idea se le ocurrió a su abuelo, Roberto Guerra, cuando vivía en Cuba por la década del 50. Entonces notó que en el Barrio Chino de La Habana se utilizaban unas cajas similares para asados y en el 1985, después de emigrar a Miami, decidió crear su propia caja.


El negocio familiar ubicado en el west de Hialeah ya venden más de 10 tipos de cajas chinas, con precios que van desde $289.99 hasta aproximadamente $1,299.

Lo que comenzó localmente ya es un negocio que envía órdenes a otros estados. Hoy en día, La Caja China se vende en todas partes del mundo, y personas de varias culturas la usan para cocinar una variedad de carnes.

«Es para cocinar un cerdo entero, normalmente para Nochebuena, pero se puede utilizar durante el año entero, y también se puede hacer otra carne», explicó Guerra quien se siente orgulloso del producto y de que la Caja China para los cubanos sea algo que reúna a la familia para celebrar fechas festivas.

«Es genial ver cada año en Nochebuena a tanta gente reunida alrededor de una Caja China, cocinando un lechón delicioso para familiares y amigos. Es un honor ser el nieto de Roberto Guerra», dijo el joven.