Los cubanos protagonizan nuevo motín en estación migratoria de Tapachula (Imagen tomada de la web de Televisa)

Una nueva protesta tuvo lugar en la madrugada del jueves, al interior de la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, liderada por migrantes cubanos y contenida por agentes federales del grupo táctico antimotín, reporta Martí Noticias citando información de la cadena Televisa.


Por su parte el local Diario del Sur precisó que casi mil migrantes, la mayoría cubanos se apoderaron de los celulares de algunos trabajadores de la estación migratoria, así como de algunos cuchillos de la despensa de la cocina.

Los isleños y un grupo de migrantes centroamericanos destruyeron computadoras, con las que las autoridades llevan los registros de la entidad, de acuerdo al medio de prensa también ocasionaron daños en el consultorio médico.

Empleados del organismo se negaron a trabajar, a causa de que los cubanos vandalizaron el interior del lugar.

Mientras Televisa reportaba que al menos desde el exterior no se observaban los perjuicios en las instalaciones.


Hasta horas de la mañana del viernes autoridades migratorias de México no habían emitido declaraciones sobre el suceso.

CubaNet reporta que al menos diez personas resultaron heridas, y dos cubanos lograron escapar saltando la cerca de la estación.

Los migrantes exigen la entrega de un salvoconducto, que les permita transitar libremente por México, para llegar a la frontera con Estados Unidos y solicitar asilo político.

Según reportes, los cubanos han amenazado con tomar rehenes si las autoridades migratorias no les entregan el documento, para continuar su rumbo.

La municipalidad de Tapachula, en el estado de Chiapas, por su condición de localidad fronteriza con Guatemala, es un destino casi obligado para quienes acceden a México de forma irregular.

El mes pasado, los antillanos protagonizaron otras dos protestas en ese mismo centro de detención para migrantes. Varios de ellos huyeron, incluido el escape masivo el 25 de abril, de más de un centenar de cubanos, asegura el Instituto Nacional de Migración.

Los migrantes también reportan quejas por la superpoblación del centro de detención.