El padre de Melissa González, la joven de 22 años baleada fatalmente mientras conducía por la I-95, ha logrado llegar a Miami para enterrar el cuerpo de su hija.


Julián González llegó a Miami en la noche del lunes entre lágrimas y abrazos en un emotivo encuentro en el Aeropuerto Internacional de Miami.

El padre de la joven viajó gracias a una visa humanitaria acelerada que se procesó con ayuda de la oficina del senador Marco Rubio, y que le permitirá permanecer en el país durante diez días para ayudar a planificar y asistir al funeral de su hija.

La ex esposa de González y madre de la joven, Sheila Nuñez, también estuvo en el aeropuerto.

Melissa murió el pasado 3 de enero de un disparo mientras conducía por la I-95 en direccion sur a la altura de la 79 calle del noroeste.


El novio de la joven que viajaba en el asiento del pasajero dijo a las autoridades que el disparo pudo originarse desde un vehículo de color oscuro.

Las autoridades desde entonces han publicado la foto de un auto de cuatro puertas oscuro, con llantas oscuras. Hasta el momento no se tiene una descripción del sospechoso pero piden a los residentes en la comunidad reportar cualquier información que pueda ser relevante en la investigación.

Desde entonces, los detectives han descartado que se trate de un caso de ira en la carretera, y sospechan que puede haber sido una bala perdida que golpeó a González.

Se insta a cualquier persona que tenga información a comunicarse con Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-TIPS (8477).