Líder del Frente Juvenil de UNPACU, Carlos Amel Oliva y su familia se refugian en EEUU/Imagen tomada de redes sociales

El líder Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Carlos Amel Oliva Torres, se refugió hace tan solo unos días en EEUU, junto a su esposa Katherine Mojena, sus dos hijos de 5 y ocho años de edad, y su hermano, informa el periodista Mario J. Pentón para El Nuevo Herald.


Oliva Torres conocido como la «mano derecha» de Ferrer, huyó de Cuba por «presiones de la Seguridad del Estado» y diferencias internas en la organización opositora.

El opositor contó al Herald ha sido la decisión más difícil que él y sus familiares han tenido que tomar en sus vidas, además contó llegaron al sur de la Florida la semana pasada, en el último avión que partió de La Habana con destino a Miami, antes de las restricciones de viajes por el Covid-19.

Oliva explica que tomó la decisión de abandonar la Isla, en el mes de enero, luego de una detención donde la policía política lo amenazó con meter a la cárcel a su madre y a su esposa.

«Me dijeron que ellas terminarían como la dama de blanco Xiomara Cruz Miranda».


La Dama de Blanco Cruz Miranda se encuentra hospitalizada en Miami, luego de que enfermó en una cárcel de la Isla, y su salud empeoró muchísimo por negligencias médicas.

Según el joven disidente, las amenazas tuvieron lugar «en el contexto de la injusta y arbitraria detención de José Daniel [Ferrer]».

El líder de la UNPACU, que estuvo encarcelado durante seis meses, en una celda de castigo en la prisión de Aguadores, Santiago de Cuba, salió de la prisión 48 horas después de que Oliva abandonara la Isla.

Oliva confesó no estaba dispuesto y no consideraba ético quedarse en Cuba, solo publicando desde redes sociales y manteniendo un bajo perfil como disidente activo, tras «ocho años de lucha en primera fila».

«No era negociable mantenerme al frente de UNPACU haciéndome el bravucón con el beneplácito de la dictadura», detalló.

Ferrer tuvo conocimiento estando en la cárcel de la decisión de Oliva, ahora en su casa, sentenciado a cuatro años y medio de prisión domiciliaria, el líder de UNPACU ha mencionado que la partida del coordinador del Frente Juvenil representa «un duro golpe» para la organización.