El diario estadounidense The Washington Post reveló que el presidente Donald Trump comunicó a sus asesores que ha decidido despedir de su cargo a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y es probable que su salida oficial del gabinete se produzca en las próximas semanas, infoma Mundo Hispánico.

Nielsen tenía planificado un viaje al sur de Texas esta semana, y Trump lo canceló, el propósito era visitar las tropas nortemericanas que se encuentran en la frontera con México.

El Jefe de Estado dijo a sus asesores el fin de semana que la quiere fuera lo más pronto posible, según fuentes consultadas por el Post.

Trump considera que Nielsen ha tenido un desempeño opaco en la aplicación de la ley de inmigración, y al parecer está buscando un reemplazo que implemente sus ideas políticas con mano dura.


Esta semana se debe producir el anuncio de la salida de Nielsen, según los funcionarios consultados.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, ha luchado contra el despido de la secretaria de Seguridad Nacional, y de acuerdo a las fuentes, intenta posponerlo, por otra parte Trump ha cambiado de opinión en decisiones sobre el futuro de su personal clave en la administración en otras ocasiones.

Otros funcionarios de la Casa Blanca revelaron que el futuro de Kelly como jefe de gabinete tampoco está asegurado.

Los colegas de Nielsen apuntaron, que ella se mostró renuente a abandonar el gabinete antes de cumplir el año al frente del DHS, sin embargo se ha sentido infeliz durante varios meses con ese cargo.

A través de un comunicado, el vocero Tyler Houlton, declaró: «la secretaria está honrada de dirigir a los hombres y mujeres del DHS y está comprometida en implementar la agenda de seguridad del presidente para proteger a los estadounidenses de todas las amenazas y continuará haciéndolo así».

Durante las reuniones del Gabinete, Trump ha regañado a Nielsen, y la etiquetó hace meses como una Bushie’, en referencia a su servicio anterior bajo el mandato del presidente George W. Bush.