De acuerdo a Brian Dugan, jefe interino de la policía de Tampa es muy posible que el asesino resida en el vecindario de la Florida.


Hasta hace poco tiempo, las autoridades registraban un tranquilo vecindario de clase obrera de Tampa para tratar de encontrar al asesino tras la última balacera en la zona, que ya es la número cuatro en un mes.

El martes se ha registrado la última víctima según el orden de los asesinatos, no obstante hasta que no encuentre al asesino en serie, no se tiene la certeza de que sea la última. El crimen del martes fue contra un hombre de 60 años, Ronald Felton, un empleado de la construcción en paro que trabajaba como voluntario en un banco de alimentos, fue baleado cuando cruzaba la calle.

Desde el 9 de octubre, vecinos y autoridades están en alerta, cuando un joven de 22 años, Benjamin Mitchell fue baleado, y falleció, tan sólo dos días más tarde, Monica Hoffa, de 32 años fue la próxima víctima, y Anthony Naiboa de 20 años, el 19 de octubre se sumó al número de asesinados.

(Con información de El Nuevo Herald)