Una casa deshabitada en la avenida 127 y la calle 51 del suroeste de Miami-Dade, porque su propietaria murió hace año y medio, estaba rigurosamente conservada hasta el domingo.


Janette Pressman contó que bien temprano en la mañana recibió una llamada de su mamá, que un vecino se comunicó con ella para decirle que vio a alguien robando en la vivienda.

Al menos dos ladrones invadieron la casa por la ventana de la cocina, y dejaron todo desorganizado, en su afán de encontrar artículos de valor, un vecino que conoce a la familia notó algo sospechoso al ver un vehículo estacionado en las afueras de la casa, y luego vio que la puerta del antiguo hogar de la abuela Aida estaba abierta.

Un hombre le dijo al vecino, que estaban en la casa para sacar las cosas de la anciana fallecida.


El samaritano tomó una foto que muestra a una mujer saliendo de la casa, intentando alcanzar el vehículo que ya estaba en marcha.

“Se robaron el DVR, ropa de mi abuela y muchas prendas que eran de fantasía pero puede que haya algo de oro entre eso”, explicó la nieta de la difunta.

(Con información de Telemundo 51)