La periodista independiente Mary Karla Ares en «prisión domiciliaria», a la espera del juicio que le quiere hacer el régimen/Imagen de archivo

Trasladaron a su casa, desde el sábado, a la periodista independiente cubana Mary Karla Ares, quien se encontraba en la cárcel para mujeres del Guatao, en el municipio La Lisa, dio a conocer 14yMedio.

Ares está en su vivienda, bajo la medida de «reclusión domiciliaria», tras casi un mes detenida por documentar la protesta pacífica del pasado 30 de abril, en la calle Obispo.


Su madre Marisol Gonzalez, estaba muy aliviada, aunque sabe la pesadilla no ha terminado.

«Tengo a mi hija conmigo, anímicamente está bien, muy delgada pero bien, la trajo la Seguridad del Estado con mucha vigilancia a eso de las dos de la tarde. Dicen que estará en prisión domiciliaria hasta que termine el proceso y se realice el juicio», explicó.

Según sus padres, estaban aprovechando el tiempo y conversando bastante con ella, «para ponerla al día de todo».

«Estamos muy felices aunque, claro, no completamente porque quisiéramos que esto acabe de una vez, pero de todas formas ya logramos nuestra primera intención, y era que le cambiaran la medida, según explicaron los oficiales, fue por el comportamiento que tuvo y por enfermedad», detallaron.


En la cárcel todavía se encuentran los manifestantes de Obispo, entre ellos Thais Mailén Franco, Inti Soto Romero, Yuisán Cancio Vera, Esteban Rodríguez y Luis Ángel Cuza, a ellos los acusan de «desorden público» y «resistencia».

A través de Facebook, la activista Carolina Barrero, agradeció la labor de Ares.

«Solo voy a decir que la directa que hizo Mary Karla Ares el 30 de abril es de lo mejor del periodismo. Su mano no titubeó, se mantuvo firme y grabando en momentos de extrema tensión. Mientras la veía recuerdo que me preguntaba: ¿cómo lo consigue? ¿cómo hace para que no le quiten el móvil de las manos? Tuvo, además, el tino de no mediar sobre los hechos, de no contarlos, dejó que el ojo de la cámara mostrara en bruto. Si hoy sabemos lo que ese día pasó es en buena medida gracias a ella. No diré nada más porque todo lo demás me parece desafortunado e impreciso. Gracias Mary Karla Ares», sostuvo.

«Yo te agradezco infinitamente, hoy no interesa lo que digan, tenía un deber y era mostrarle al mundo lo que realmente sucedía, si lo hice bien o no para nada me interesa, me siento conforme y mantengo mi cabeza en alto, gracias por tu apoyo y el de todos, no soy una criminal ni delincuente, solo quería mostrar al mundo la verdad. Gracias», respondió Mary Karla Ares.

La reportera de 28 años, es colaboradora de Amanecer Habanero, un medio de comunicación comunitario asociado al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa.

Para que Ares fuera al menos trasladada a su casa se ejerció mucha presión a nivel nacional e internacional, sus padres habían solicitado un cambio de medidas para que la liberaran de manera provisional, a la espera de juicio, pero fue rechazado inicialmente, así como una apelación al habeas corpus que se le negó a inicios de mayo.

También varias organizaciones internacionales, y el Comité para la Protección de los Periodistas había pedido al régimen la liberación de Mary Karla Ares.