En el año 2007 dos españoles jubilados decidieron mudarse a Cuba, se trata de José Ignacio Pérez y su esposa Carmen, quien falleció a causa del cáncer en 2013.


Ambos siempre dijeron que fue la mejor decisión que pudieron haber tomado, luego de la muerte de su esposa, José Ignacio permanece en el mismo barrio en Santa Clara, La Vigía, en un apartamento en el tercer piso de un edificio de microbrigada.

Según cuenta al principio lo trataban distinto, como extranjeros, pero luego con el paso del tiempo se fueron acostumbrando, y los vecinos vieron que ellos se integraron a la comunidad como si fueran cubanos, así lo revela la extensa entrevista que Pérez concedió al diario español El Confidencial.

Su esposa había nacido en el país caribeño, pero a los diez años de edad emigró a España, y Pérez había estado en la Isla solo dos veces.

La pareja vivió en Castilla La Mancha hasta que decidieron mudarse a la Mayor de las Antillas como nacionales.


El matrimonio cumplió su gran sueño, aunque hay que ver hasta qué punto vivieron como cubanos, sumando ambos una pensión mensual de 1.500 euros.

Cuando retornó a Cuba, Carmen con su marido español, tuvo libreta de abastecimiento, según CubaNet, largas colas en los agromercados, atención médica gratuita, y sostuvo hasta el final, que fue la mejor decisión que pudo haber tomado.

Los hijos de la pareja decidieron independizarse, y entonces ellos ya mayores pensaron en mudarse a Villa Clara.

Carmen había sido maestra, y él trabajaba como electricista; los dos estaban jubilados; no lo pensaron mucho y dieron el paso de irse a vivir a Cuba.

Tanto Carmen como Ignacio pertenecían a organizaciones de solidaridad con la Isla, sin embargo conseguir la residencia permanente en Cuba les costó mucho tiempo y dinero.

Le dicen cariñosamente Nacho, y tras diez años viviendo en Cuba no se arrepiente, y en verdad lo que lo motiva a vivir allí es que la gente, es más “abierta y solidaria”.

2.700 españoles han decidido emigrar a Cuba en los últimos años, de un total de 7.000 extranjeros que residen en la Isla.

(Con información de CubaNet)