Foto de US Coast Guard

Una pequeña embarcación cargada de inmigrantes haitianos fue interceptada el lunes en el mar a 45 millas de Cap-Haitien, dijeron las autoridades.


A bordo de la embarcación viajaban 50 migrantes que fueron devueltos a Haití.

La Guardia Costera de los EE. UU. dijo que la cantidad de migrantes haitianos que intentan llegar a Estados Unidos en barco es ligeramente más baja en comparación con el año pasado, pero destacó los riesgos extremos de seguridad de estos viajes.

«La conclusión es que estos viajes ponen vidas en un riesgo innecesario», dijo el capitán Jason Ryan, jefe de cumplimiento de la Guardia Costera del 7 ° Distrito. «Estos viajes a menudo implican acuerdos mal aconsejados con contrabandistas en embarcaciones improvisadas y mal equipadas que son propensas a volcar, lo que lleva a la pérdida de vidas».

Este lunes además de los migrantes haitianos un grupo de balseros cubanos también fue interceptado y deportados a la isla.