Sacerdote José Conrado habla de la situación de Cuba (Imágenes tomadas de redes sociales y Telemundo 51)

Cuba está prácticamente paralizada ante el desabastecimiento de combustible, y mientras los apagones y la falta de alimentación amenazan al pueblo en la Isla, el designado gobernante Miguel Díaz-Canel ha dicho en la Mesa Redonda Informativa de la televisión estatal que la escasez es «coyuntural» y no depende de la gestión de su gobierno, José Conrado, sacerdote cubano que se encuentra en Miami habló con Telemundo 51, sobre la crisis que experimenta la Mayor de las Antillas.


«Son palabras que ya suenan a vacío. Yo creo que la crisis no es sólo energética evidentemente, hay una crisis de confianza porque la gente está cansada, cansada de esperar que un Gobierno que ya lleva 60 años en el poder resuelva realmente los problemas del país», explicó Conrado, quien acaba de llegar de la Isla.

Aunque Díaz-Canel asegura no se trata de un Período Especial, el Gobierno cubano recurre a las mismas medidas que tomó en la década del ’90 del pasado siglo, cuando la hambruna y enfermedades afectaron al pueblo, tras el colapso del campo socialista, que le daba sustento a Cuba.

«Hemos vuelto a la misma situación aunque digan que no, es decir a una situación donde estamos esperando el milagro de un barco que no llega, y además de eso sabiendo que estamos enfrentado una situación realmente sin solución», añadió el prelado, una de las voces críticas al régimen.

Pese a que las medidas no serán extremas, según el líder comunista, el jueves se dio a conocer que la mayoría de las rutas nacionales han sido canceladas, el tren que conecta el Oriente con el Occidente cubano solo saldrá una vez al día, asimismo un solo ómnibus se ocupará de trasportar a las personas desde La Habana hasta las cabeceras provinciales.


El Gobierno cubano ha depositado todas sus esperanzas en un barco de petróleo que debe llegar a la Isla, supuestamente mañana sábado 14 de septiembre, sin tener la certeza de qué será del suministro de combustible en lo que resta del mes.

Mientras Díaz-Canel se exculpa y responsabiliza a EEUU, alegando que «si algún sufrimiento tuviera el pueblo cubano es por cuenta del bloqueo».