Sociedad

La Ermita de la Caridad de Miami celebra este diciembre su 50 aniversario

La Ermita de la Caridad de Miami celebra su 50 aniversario/Imagen tomada de archivo

La Ermita de la Caridad del Cobre en Miami celebra medio siglo de existencia este diciembre de 2023. Una iglesia construida con los esfuerzos de los primeros exiliados cubanos que llegaron al sur de la Florida.

«En este caso era el pueblo pobre, sencillo, que trabajaba en factorías, recogiendo tomates, lavando platos, limpiando casas…», indicó monseñor Agustín Román, en un vídeo de archivo antes de fallecer en 2012, al referirse a las personas que contribuyeron para la fundación de la Ermita.


La iglesia americana donó ese pedazo de tierra a los cubanos para que construyeran su Santuario Nacional a la Caridad del Cobre, pero materializarlo fue posible gracias al trabajo arduo y las donaciones de los exiliados.

En 1967 se puso la primera piedra que inició la construcción de la Ermita, la imagen de la Virgen, patrona de Cuba, había llegado a Miami el día de su fiesta, el 8 de septiembre de 1961, ese día se celebró una misa multitudinaria en el antiguo Miami Stadium, con la asistencia de alrededor de 30 mil cubanos.

«Yo estaba asilado en la embajada de Panamá (en La Habana). La embajadora de Panamá, Elvira Jovanés de Zayas, y la de Italia, cuyo nombre no recuerdo, se habían puesto de acuerdo para sacar a la virgencita y me dieron un salvoconducto», contó Luis “Guajiro” Gutiérrez, el exiliado cubano que trajo la imagen de la venerada Virgen al sur de la Florida en 1961.

«Era una maleta azul de lona, no pesaba mucho. La traje encima de las piernas para que no la llevaran a la bodega del avión», confesó el anciano hace algunos años.

«Para Dios no hay nada imposible. Vivo convencido de que ella (la Virgen) decidió exiliarse junto a la diáspora», afirmó en 2021 el padre Fernando Heria, rector del Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad.


«La Ermita de la Caridad está construida por un pedacito de corazón de cada uno de nosotros los cubanos en tierra extranjera. Nuestro querido Monseñor Agustin A. Román nos dejó una preciosa huella, nuestra madre Virgen de la Caridad, Madre de Dios y Madre nuestra qué escucha nuestros sufrimientos, y seca nuestras lágrimas te rogamos intercedas para que pare la tormenta cómo hiciste en el Cobre, sé qué tú amado hijo escucha tus peticiones. Gracias Madre del Amor Divino», escribió en YouTube la usuaria Teresa Gómez.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *