Según un informe publicado hoy por la CEPAL en Santiago de Chile, la economía cubana cerrará 2016 con una expansión del 0,4 % a pesar de que ha sido un año «particularmente difícil».

El 2016 ha estado marcado por un entorno internacional de bajo crecimiento y el continuado debilitamiento del comercio exterior.

En el año de la muerte de Fidel Castro, el Balance Preliminar de las economías latinoamericanas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indica que el nivel de precios se ha mantenido «relativamente estable» y espera cerrar este año en un nivel de inflación similar a la de 2015, cuando anotó un 2,8 %.

El organismo considera que en 2016 se ha «acentuado la política de lograr una mayor eficiencia del gasto público» y espera que el desempleo se sitúe en un 2,4 %, la misma cifra que se registró el año pasado.