La Cuba del horror: Activista Carolina Barrero con moretones en su cuerpo, tras ser liberada por la Seguridad del Estado/Imagen tomada de redes sociales

La Seguridad del Estado busca acusar de «desorden público» a la activista Carolina Barrero, quien después de su arresto ayer muestra moretones en su cuerpo.

Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro hizo la denuncia a través de sus redes sociales, quien dijo es necesario llamar la atención «sobre el grado de horror» al que Carolina «ha sido expuesta recientemente».


«Carolina Barrero fue detenida hoy aproximadamente a las 6: 00 am (ayer), fuera de su casa. Ya desde la medianoche había posteado su disposición de salir en solidaridad con los manifestantes de Obispo y por Luis. Después de varias horas sin saber de ella, ahora nos enteramos de que fue llevada a la estación policial de San Miguel del Padrón y que quieren acusarla de desorden público», indicó Ramos.

Carolina Barrero fue detenida hoy aproximadamente a las 6: 00 a.m. fuera de su casa. Ya desde la medianoche había…

Publicada por Anamely Ramos González en Miércoles, 5 de mayo de 2021

«Recordamos que Carolina ha sido sometida a un encarcelamiento domiciliario por más de un mes, incluso usando el tema del COVID como pretexto e imponiéndole a ella restricciones adicionales al resto de los vecinos. También ha sido detenida de manera violenta por querer ir a ver a Luis Manuel y ofendida y amenazada en reiteradas ocasiones», agregó.

Los problemas de Barrero comenzaron cuando participó el pasado 27 de enero en una protesta pacífica afuera del Ministerio de Cultura (MINCULT), leyendo poesía, en los días siguientes Carolina fue una de las activistas que se dispuso a ir al Capitolio habanero para exigir la renuncia del ministro de Cultura Alpidio Alonso, por su violencia con jóvenes artistas durante los eventos del 27N.


«Como ella misma contó, pasó primero con la instructora penal Kenia Morales que quiso procesarla por el absurdo de clandestinidad de impresos, pero desistieron. Luego, subieron la parada de violencia al llevarla ante el instructor penal Vladimir, que acompañado del agente Darío, se ensañó en su persona y llegó a amenazarla en su integridad física y a pronosticarle cárcel a través de varias causas que podían usar para incriminarla», recordó Anamely.

«En medio de su soledad todos estos días, y con tantas presiones injustas, Carolina ha estado expuesta a toda la violencia de un Estado abusador, que no escatima en usar todo método deplorable para desestabilizar y amedrentar», sostuvo.

Según Ramos, Barrero le había mandado las fotos de los morados en el cuerpo el martes, pero no quería publicarlas, porque es una mujer digna, y no busca «inspirar lástima».

«…Busca apegarse al respeto a la justicia y a la construcción de la democracia y no solo a la denuncia de las vejaciones que sobre ella ocurren. Pero dada su nueva detención de hoy, y la amenaza de causa sobre ella, he creído necesario llamar la atención sobre el grado de horror al que esta joven ha sido expuesta recientemente», precisó la activista.

«Carolina salía a la calle con la convicción de no regresar hasta que los manifestantes de Obispo fueran puestos en libertad. Pero el Estado Cubano se empeña en recrudecer la represión y en mostrar el peor rostro de la irracionalidad», concluyó.

Recordemos que Barrero es de profesión historiadora del arte, cuenta con una maestría que estudió en España, donde vivió por casi una década hasta que este año decidió retornar de manera indefinida a La Habana para unirse al Movimiento San Isidro, ella detalló en una entrevista para Diario de Cuba, no podía vivir fuera del país tranquila sabiendo los abusos que se cometían en la Isla contra los cubanos, sin que pudiera hacer nada.