Las aerolíneas de Estados Unidos siguen en el ojo de la tormenta y no dejan de aparecer incidentes entre tripulación y pasajeros.


Un vídeo del incidente ocurrido el 23 de abril fue subido a Facebook el miércoles y se ha viralizado en internet. Brian Schear, protagonista del incidente, trata de explicarle al agente que desea sentar a uno de los pequeños en el asiento que originalmente había sido comprado para su hijo de 18 años, quien regresó a casa un vuelo previo. Según las normas de Delta, está prohibido dejar que alguien se siente en un asiento registrado para otra persona.

El hombre insistía en que él había pagado el asiento y acuso a la aerolínea de sobre vender el avión.