Kim Jong-un, el dictador que dirige Corea del Norte, asegura que la CIA tiene planes que está intentando llevar a cabo para matarlo.


El Ministerio de Seguridad Estatal aseguró que habían detectado a un grupo infiltrado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Servicio Nacional de Inteligencia de Seúl para realizar «preparativos encubiertos y meticulosos» para atentar contra su líder «mediante el uso de sustancias químicas».

Según Corea del Norte, la CIA y los servicios de inteligencia surcoreanos «sobornaron» en 2014 a un norcoreano apellidado Kim que trabajada en un complejo industrial en el territorio ruso de Jabárovsk para que cometiera un «atentado terrorista» contra el líder supremo del país.

«Le dijeron que el asesinato con sustancias químicas, incluidas sustancias radiactivas y nanovenenos, era el mejor método, que no requiere acceso al objetivo», con resultados tras seis o doce meses, dice el texto publicado por Corea del Norte.