Una mujer de Canadá, Judy Bryden quiere que las personas sepan que recibió una vacuna en Cuba, gracias a la que está viva.


Bryden fue diagnosticada con cáncer de pulmón en 2016, después de regresar a casa de un viaje con un resfriado. Se sometió a numerosos estudios y, en noviembre de 2016, comenzó la quimioterapia.

La canadiense dice que la quimioterapia casi la mata y no cura el cáncer. Recibió cinco tratamientos de radiación y el cáncer sobrevivió. Después de eso, un médico recomendó quimioterapia paliativa, lo que sugería que Bryden solo tenía un año de vida.

“Cuando me dijeron que tenía un año de vida, les dije que iba a demostrarles que estaban equivocados. No sabía cómo, pero iba a demostrar que estaban equivocados”, afirmó la mujer.

Bryden rechazó una segunda ronda de quimioterapia. Fue en ese momento que su esposo Lorne Bryden se enteró de la vacuna Cimevax EGF.


“Busqué en internet y encontré una compañía llamada CubaHeal en Brantford, Ontario”, explicó Lorne.

“Ellos pudieron organizar todo junto a nosotros, por una tarifa, por supuesto”, agregó el hombre.

“Cuando descubrieron (CubaHeal), había algo que se sentía bien. Simplemente se sentía en su esencia” comentó Pamela Bryden, la hija de Bryden a CTV News, medio canadiense.

El esposo envió la información médica de Bryden y pasó a pagar $ 135. La enferma fue aprobada para recibir tratamiento, pero tuvieron que viajar a la Isla.

La vacuna no está disponible actualmente en Canadá. Health Canada dice que no se debe a ningún problema de seguridad conocido sobre el medicamento.

En cambio, Health Canada simplemente no solicita activamente nuevas presentaciones de medicamentos. Aún no se ha enviado ninguna solicitud para Cimevax EGF.

La vacuna funciona centrándose en el factor de crecimiento epidural (EGF), que es una proteína que se encuentra naturalmente en el cuerpo. En ciertos tipos de cáncer, el cuerpo produce demasiado EGF, lo que obliga a las células a crecer y dividirse sin control.

La portavoz de Health Canada, Renelle Briand detalló que “la empresa es responsable de enviar una solicitud a Health Canada, por lo que su producto puede ser aprobado en el mercado canadiense. Una vez que recibamos esa aplicación, revisaremos una solicitud”.

Los Bryden regresaron de Cuba en marzo de 2017, con cuatro dosis que se inyectó Judy cada 14 días. Una tomografía computarizada de Bryden el pasado mes de febrero no encontró cáncer.

El tratamiento no es barato. Un viaje a La Habana, más el suministro anual de inyecciones cuesta alrededor de $ 14,500. Pero sigue siendo mucho menos que el tratamiento de $ 65,000 dólares que Lorne encontró a la venta en Tijuana, México.

“Ojalá Cimevax estuviera aquí para la gente, porque es $ 1,000 al mes lo que pagamos. Vale la pena”, aseguró la paciente.

Bryden espera que su historia aliente a otros a probar el tratamiento.

Una tomografía computarizada reciente muestra que el cáncer no se ha propagado, y CubaHeal ha aprobado otro año de vacunas para Bryden.

Su esposo planea viajar a La Habana este mes para buscar la vacuna.

(Con información de CTV News)