Una tendencia cada vez más frecuente: Jóvenes cubanos no interesados en militar en la UJC (Imagen de archivo)

El Gobierno de Miguel Díaz-Canel busca esforzarse para acelerar el proceso de inserción de jóvenes cubanos en las filas de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas), sin embargo el régimen ignora el rechazo de la juventud isleña con respecto a esta organización política, recoge un reporte de la periodista Yolanda Huerga para Radio Martí.


Carlos Amel Oliva, miembro de la opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en conversación con la reportera, dijo «los jóvenes han visto sus vidas con falta de oportunidades, no quieren «marcarse» porque pertenecer a este movimiento político» es tan mal visto como ser policía en la Isla.

Desde Pinar del Río, Yamilka una joven de 29 años comentó que «la UJC nunca ha encarnado los anhelos de los jóvenes cubanos».

«Yo no fui militante, porque realmente como la UJC no defiende los intereses de los jóvenes, ellos defienden totalmente los intereses del Partido» Comunista de Cuba, lamentó la entrevistada.

Muchos han conseguido salirse de la organización política, aunque esto en Cuba traiga consigo ofrecer una serie de explicaciones, y entonces pasar a ser un marginado por el régimen.

La doctora cubana santiaguera Nelva Ismaray Ortega explicó que el único modo de mejorar para la gran mayoría era ser elegido para una misión en el extranjero, y para ello las autoridades cubanas exigen militar en la UJC como requisito.


Nelva Ismaray militó durante 15 años en la Unión de Jóvenes Comunistas, y logró salirse hace pocos meses.