Jackeline Lanza, asistente de gerencia de un condominio de apartamentos de alquiler en Miami-Lakes, desvió a su patrimonio particular, alrededor de $32,000 pagados en money orders por inquilinos que los entregaban a nombre del condominio Latitudes at the Moors.

Según las investigaciones policíacas, la joven funcionaria, entre abril del 2015 y abril del 2016 logró birlar más de $100,000.

“Este caso refleja el esfuerzo de nuestros detectives arrestando a individuos que continúan robando a nuestros residentes”, señaló el funcionario de la policía de Miami Dade Alvaro Zabaleta, “Hay que tener en cuenta que estas investigaciones son complejas, por eso se le pide a la comunidad que tenga paciencia”.

La Unidad de Lucha contra el fraude de Condominios, ha sido la encargada de llevar a cabo las investigaciones de este caso.