José Daniel Ferrer: «Seguiremos saliendo a las calles hasta tumbar la tiranía» (Imagen tomada de redes sociales)

El líder opositor José Daniel Ferrer agradeció a través de un vídeo en redes sociales, a quienes dentro y fuera de la Isla apoyaron la protesta de los girasoles, el pasado 8 de septiembre, protagonizada por los miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).


El ex prisionero político dijo que su pensamiento ahora está enfocado en quienes se encuentran detenidos en las distintas provincias del país, según expresó Ferrer las fuerzas de la tiranía arrestaron a un total de 150 activistas, que salieron a protestar en rechazo a la represión y al acuerdo de la Unión Europea con el «más infame régimen que ha conocido el hemisferio occidental», que «hace cómplice a la UE de los abusos del régimen cubano» contra la sociedad civil en general.

Ferrer, quien está al frente de la UNPACU denunció le propinaron una brutal golpiza, otros manifestantes también han sido víctimas de las torturas de la policía política, sin embargo precisó esos golpes en verdad no duelen tanto, como el comportamiento cómplice de la Unión Europea, y que la ola represiva haya tenido lugar, con la presencia en Cuba de la representante de la comunidad política de derecho, Federica Mogherini, «y que ni siquiera una palabra crítica contra el régimen ha pronunciado».

El líder también cuestionó algunos comportamientos faltos de comprensión y críticas «envidiosas y mezquinas de algunos pocos individuos dentro y fuera de Cuba, e hizo saber que se hacen más dolorosos al conocer que provienen de cubanos, que «también han sido víctimas de alguna manera de la opresión de la tiranía y la miseria que el castro-comunismo le ha impuesto al pueblo cubano».

«Nuestra acción un éxito total, rotundo, y el que lo dude que lo haga mejor que nosotros, que alguien calcule lo siguiente si la tiranía no nos temiera como nos teme a nosotros o a las Damas de Blanco, pues nos hubiesen dejado marchar y caminar por toda la ciudad para que hiciéramos el supuesto ridículo de que nadie nos sigue…pero la tiranía no nos dejó movernos de nuestra cuadra…nos detuvieron violentamente», puntualizó.


«Un fuerte abrazo para todos esos buenos cubanos que marcharon, y se reunieron en la Ermita de la Caridad y en muchas partes de los EEUU, de América Latina y de Europa, y fueron solidarios con quienes aquí salimos y vamos a seguir saliendo a la calle a enfrentar la tiranía. ¿Hasta cuándo? Hasta que la tumbemos», concluyó.