Una empresa que ayuda a las personas a encontrar sus raíces mediante análisis genéticos colaboró para que Joanne Loewenstern de 80 años encontrara a su madre biológica de 100, que vive en una residencia geriátrica en Florida.


Ante la presencia de familiares y cámaras de televisión, esta semana Loewenstern visitó a su madre biológica, Lilian Ciminieri, en la residencia situada en Port St. Lucie (sureste de Florida) y juntas colorearon un cuaderno de dibujos.

“Nunca es demasiado tarde para colorear con tú mamá”, afirmó la anciana de 80 años, al canal WPTV de West Palm Beach, recoge Diario Las Américas.

Joanne supo que había sido adoptada al cumplir los 16 años, en aquel momento le dijeron que su madre biológica había muerto dos días después de que ella naciera, pero la mujer nunca se conformó con eso, y siguió indagando.

La mujer residente en Boca Ratón (sureste de Florida), hablaba siempre de su inconformidad con respecto a no saber acerca de sus orígenes, entonces a su nuera Shelley Loewenstern se le ocurrió crear una cuenta en Ancestry.com., hace un año atrás.


Según Shelley, Joanne no sabía de donde venía, pero si conocía el nombre de su madre biológica, y a través de la plataforma pudo dar con el paradero de Samson Ciminieri, hermano de Joanne.

Análisis genéticos determinaron que Samson y Joanne eran hermanos de sangre, según el reporte del diario de Miami, lo más curioso es que las familias vivían relativamente cerca en Florida.

“La miré a los ojos y supe que era mi madre”, aseveró Joanne.

(Con información de Diario Las Américas)