Ed Hudak, jefe de policía de Coral Gables, está peleando una acusación anónima de que actuó de forma inapropiada durante una fiesta en una piscina a la que fue invitado en julio.


La foto muestra al jefe de la policía, uniformado con un grupo de mujeres en bikinis en una fiesta, lo cual ha generado gran polémica en contra de Hudak.

El jefe de seguridad pública de la ciudad afirma que ninguna de las 14 mujeres policías que estaban en una fiesta en el verano ha acusado al jefe de policía de Gables de hacer algo incorrecto.

También asegura que quieren que la ciudad rastree a quienes publicaron las fotos en línea, condimentadas con lo que dicen son falsas acusaciones de conducta impropia durante una reunión de empleados donde estaban varios cónyuges e hijos.

Pero en medio de una explosión nacional de cargos contra hombres que abusan de su poder o acosan a mujeres, ahora todo suena a acoso sexual contra las féminas.


Para Coral Gables, ya ha sido un caso costoso; la ciudad ha desembolsado para pagar a un investigador externo $140 por hora para examinar las acusaciones.

Ed Hudak ha solicitado a Gables que le brinde asesoría legal, y ahora Asuntos Internos ha puesto en marcha una investigación sobre quién hizo las publicaciones.

Ninguna de las mujeres que asistieron a la pool party se han quejado de que el jefe de la policía las hostigaba o hiciera algo inapropiado, dijo el administrador adjunto de la ciudad y jefe de Hudak, Frank Fernández.

Fernández declaró ante el alcalde, comisionados y el administrador de la ciudad, que ordenó investigar las publicaciones anónimas que aparecieron en agosto pasado en Instagram y otras redes sociales.

“Si el jefe Hudak no hizo nada malo, entonces su nombre debería quedar limpio”, aseguró el administrador adjunto de la ciudad.

Sin embargo, las acusaciones provocaron una discusión por parte de los comisionados, algunos opinaron que no era apropiado invertir tiempo investigando acusaciones anónimas publicadas en las redes.

El alcalde Raúl Valdés-Fauli sugirió: “Las oficiales que estaban allí negaron que ocurriera algo”, mejor investigar las publicaciones.

El Comisionado Vince Lago dijo: “Parece muy vengativo. Hoy es el jefe Hudak. Mañana puedes ser tú”.

La vice alcaldesa y única mujer en la comisión, Patricia Keon opinó que “debido a la mayor atención dada hoy a las personas de poder, es importante que sigamos esto”.

Hudak declaró:

“Fui invitado al evento que fue organizado por un oficial de policía. A menudo me invitan a reuniones formales e intento asistir a todas las que puedo. Nunca hubo un comportamiento inapropiado”, aseveró. “Si hubiera visto algo, como jefe que soy, que fuese inapropiado, me habría asegurado de que se detuviera”.

El jefe de la policía permaneció en la fiesta unos 20 minutos, y le pidieron que se tomara una foto, la imagen de Hudak uniformado con las mujeres en bikini generó polémica.

“Los que están detrás de publicaciones anónimas pueden crear este vacío de desconfianza”, argumentó el oficial. “Esas mujeres no hicieron nada malo y yo no hice nada malo”.

Ed Hudak, es un ex jugador de fútbol y estudiante de la Universidad de Miami que todavía trabaja en la seguridad durante los juegos de UM y cuya carrera de 28 años en Coral Gables ha estado libre de escándalos.

(Con información de El Nuevo Herald)