Un jefe de la droga de la mafia italiana ha sido detenido en Uruguay después de estar fugitivo por más de 20 años, dijo el Ministerio del Interior uruguayo en un comunicado.

Rocco Morabito -descrito por las autoridades como un destacado miembro de la Ndrangheta o mafia calabresa- había sido buscado desde 1994. Fue condenado por actividades de tráfico de drogas y delincuencia organizada en Italia y fue sentenciado a 30 años de prisión.

Las autoridades italianas dijeron que Morabito había sido responsable de enviar las drogas a Italia y de organizar la distribución en Milán.

El Ministerio del Interior de Uruguay dijo que Morabito fue detenido el viernes en un hotel en la capital uruguaya, Montevideo.


La policía italiana dijo que el arresto se produjo después de «meses de cooperación internacional y actividades de inteligencia».

El ministro italiano del Interior, Marco Minniti, elogió el arresto de Morabito, diciendo que fue «considerado uno de los miembros más buscados de la Ndrangheta».

Las autoridades uruguayas dijeron que hace unos meses Morabito trató de inscribir a su hija en una escuela local usando su nombre real, y sus huellas dactilares fueron confirmadas por las autoridades italianas.

Cuando fue arrestado, Morabito tenía 13 teléfonos celulares, una pistola automática, 12 tarjetas de crédito y débito, una gran cantidad de dinero uruguayo y 50.000 dólares en efectivo, además de certificados de moneda por valor de 100.000 dólares, dijo el Ministerio del Interior uruguayo.

Según el Ministerio del Interior uruguayo, Morabito fue procesado por tres delitos de falsificación y permanecerá en prisión preventiva durante tres meses mientras se están llevando a cabo procesos de extradición. Según la policía italiana, una vez extraditado, Morabito se enfrentará a la sentencia de 30 años dictada hace dos décadas.

(Con información de Local 10 News)