Israel Rojas y Arnaldo Rodríguez/Imágenes tomadas de CubaSí y Juventud Rebelde

Los artistas oficialistas Israel Rojas, Arnaldo Rodríguez, director del grupo El Talismán, Vicente Feliú, han sido algunos de los que han salido a justificar la agresión del ministro de Cultura el pasado 27 de enero, contra Mauricio Mendoza, un periodista del medio independiente Diario de Cuba.


Según Feliú, «debieran saber los provocadores que llega un momento en que los provocados se cansan. En ese instante, la cordura no es precisamente la virtud más probable. Y un revolucionario provocado puede ser muy peligroso».

«Ténganlo en cuenta, aquellos que se dedican a provocar», agregó en redes sociales en un intento por naturalizar el manotazo.

Por su parte, Arnaldo Rodríguez, cuestionó que los jóvenes artistas e intelectuales quisieran dialogar, y preguntó: «¿Cuál es el programa? ¿Cuál es la propuesta constructiva?».

«O ¿Eso no es más que un show diletante arropado en el irrespeto, la indisciplina y la transgresión de la ley que persigue otros fines a través de la provocación? El Ministro de Cultura y un grupo de funcionarios e instituciones llevan 2 meses dedicando tiempo completo a dialogar, intercambiar , y discutir temas medulares con el gremio de los artistas…», aseguró.


DEBE HACERSE EN CADA MOMENTO, LO QUE EN CADA MOMENTO ES NECESARIO. (José Martí) ¿Realmente se quiere dialogar? ¿Cuál es…

Publicada por Arnaldo Rodriguez TALISMÁN en Miércoles, 27 de enero de 2021

«…Cuba no es el Yuma. El MINCULT no es el Congreso de EEUU y su sorprendente show. En este país existen leyes. Háganse cumplir por el bien de todos», concluyó.

Mientras en conversación con el Noticiero estatal, Israel Rojas del dúo Buena Fe, intentó darle vuelta al asunto, para justificar la actitud represiva del ministro y sus secuaces.

«Lo que pasa es que se dialoga con quien se quiera dialogar. Para que se establezca un diálogo, primeramente tienen que haber condiciones preexistentes, elementales. Se dialoga porque se quiere llegar a algún lugar, se quiere construir algo, se quiere buscar un entendimiento, salir del cero hacia un número positivo».

De acuerdo a Rojas, el ministro y los funcionarios, no son «gente inalcanzable» para él.

«Ha habido choques generacionales, incomprensiones generacionales, zonas de silencio. Eso es innegable. También han existido los puentes también para que la gente se vea, dilucide los conflictos, siempre han estado ahí», añadió negando el acto violento del ministro contra los manifestantes pacíficos.