Instalan planta para producir oxígeno en el Hospital Carlos J. Finlay en Cuba, una donación de la UNICEF/Imagen tomada de redes sociales

Cientos de cubanos han muerto en las últimas semanas por la escasez de oxígeno medicinal en la Isla, y por la falta de fármacos para tratar el Covid-19, y luego de que el régimen responsabilizara al embargo estadounidense de la carencia de este gas, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) donó una planta para producir oxígeno en el país caribeño, recoge Diario de Cuba.

«Primeras imágenes de la instalación de la planta de oxígeno adquirida por UNICEF en el Hospital Carlos J. Finlay que ofrece atención médica a una gran parte de la población de La Habana y a provincias cercanas del occidente», detalló este organismo en redes sociales.


Según la publicación, trabajaron en la inversión para esta planta, «el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Defensa Civil de Cuba, el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera – Mincex, la Empresa de Automatización Integral (CEDAI), perteneciente al Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, y Cubaelectrónica».

«Un gran esfuerzo de los trabajadores de Cubana de Aviación, de Aerovaradero S.A. así como del personal de Cubaelectrónica, CEDAI y Copextel, estas últimas empresas del Grupo de la Electrónica, OSDE GELECT, perteneciente al Ministerio de Industrias. Todas ellas junto con la Empresa Central de Equipos, Cubiza, laboraron en horas de la noche en la descarga de las dos plantas de oxígeno adquiridas por el gobierno de Cuba y la que adquirió UNICEF», añadieron.

De acuerdo a la UNICEF, trabajadores del centro hospitalario y del CEDAI laboraban en la instalación.

Otras dos plantas que adquirió el régimen estaban siendo instaladas en otros hospitales.