Este domingo en la tarde, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet arrancó con la agenda de una polémica visita oficial a la Mayor de las Antillas.


Bachelet tuvo un encuentro con intelectuales y artistas oficiales del régimen castrista.

Es la penúltima gira que realizará la presidenta como jefa de Estado. Bachelet viajó acompañada por una delegación empresarial en busca de presuntas oportunidades para negociar con el Gobierno cubano.

La mandataria llegó a Cuba, en la madrugada y fue recibida por el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra, en la terminal aérea José Martí, en La Habana.

Este lunes se prevé comience con la inauguración de un foro empresarial bilateral en el icónico Hotel Nacional de Cuba; esta reunión persigue identificar nuevas oportunidades de negocios para incrementar las inversiones chilenas en la Isla caribeña, que en la actualidad ascienden a unos 52 millones de dólares.


La agenda de Bachelet, comprende también una visita a la escuela pedagógica, que lleva el nombre del expresidente izquierdista, Salvador Allende, de nacionalidad chilena, aliado del difunto dictador Fidel Castro. Así mismo está previsto se rubrique un acuerdo de colaboración entre hospitales de ambas naciones.

En horas de la tarde, Michelle Bachelet debe reunirse con el gobernante cubano, Raúl Castro, quien la recibirá en el Palacio de la Revolución.

Cabe resaltar que la presidenta chilena fue invitada a Cuba, por el general Raúl Castro.

La visita de Bachelet a Cuba ha despertado la polémica, tanto en sectores opositores como oficialistas, que no ven la “conveniencia” del viaje para el país suramericano, y exigen que la mandataria rechace “la violación de los derechos humanos” en el país comunista.

José Antonio Kast, diputado chileno por el partido Unión Democrática Independiente, envió un oficio al titular de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, con el fin de solicitarle detalles y objetivos del viaje de la jefa de Estado.

Kast publicó en Twitter una copia del mensaje al canciller chileno:

“En conformidad con el viaje que realizará la Presidenta de la República a Cuba entre el 6 y el 8 de 2018 es que solicito la siguiente información: Objetivo del viaje; Respecto a la comitiva, listado completo que acompañarán a la presidenta en este viaje, individualizados con nombres y cargo, sean estos funcionarios de gobierno, de las FF.AA y del orden y/o civiles”.

Rosa María Payá Acevedo, disidente cubana y promotora de la iniciativa CubaDecide, también ha hecho pública su postura mediante una entrevista con la prensa chilena.

“Sería vergonzoso que la Presidenta esté dispuesta a apoyar la continuidad de la opresión en Cuba apoyando a la oligarquía comunista, en lugar del derecho a elegir de la ciudadanía”, dijo Acevedo.

(Con información de Martí Noticias)