El lunes 2 de julio cerca de las calles Aguilera y Luz Caballero de la ciudad de Guantánamo, fue hallado un joven que murió como consecuencia de heridas de arma blanca, en esta violenta localidad no es la primera vez que se sabe acerca de este tipo de hechos.

El corresponsal de CubaNet, Roberto Jesús Quiñones se dirigió el martes 3 de julio, a la celda 4 de la Unidad Provincial de Procesamiento Penal del Ministerio del Interior (MININT) de Guantánamo, allí estaba un joven identificado como “Güerén”, según testimonió él identificó a la víctima, “llamó a la policía y al Servicio Intensivo de Urgencias Médicas (SIUM), en solicitud de ayuda”.

La ambulancia SIUM según explicó el muchacho tardó bastante en llegar, cuando arribaron los paramédicos ya la víctima había fallecido.

El medio detalla que son disímiles las ocasiones, en las que detenidos en las difíciles condiciones de las celdas de la Unidad Provincial de Procesamiento Penal del MININT cometen el gran error de asumir una responsabilidad penal que no les corresponde, con el objetivo de salir rumbo a la prisión.


Quiñones explica que es algo que luego les pesa, cuando se dan cuenta de las consecuencias de una confesión de este tipo, y acota que para las autoridades de la Isla, tiene más peso la confesión del acusado, que el resto de las pruebas, incluyendo la de “carácter pericial”.

La reconstrucción de los hechos no se llegó a realizar, los presuntos responsables del crimen fueron presentados al público, después de que una mujer, al parecer la instructora del caso o una fiscal, se dirigiera a los ciudadanos del parque Identidad “sin que sus palabras pudieran ser escuchadas debido a la bulla existente”.

El periodista hace alusión a los reiterados hechos violentos en esa provincia del país, y la necesidad de realizar estudios criminológicos de peso, para determinar las causas de estos incidentes frecuentes en Guantánamo.

Recuerda que el mes pasado, un sujeto atacó con un arma blanca a una madre que llevaba su pequeño en los brazos, y murió inmediatamente por las lesiones, la madre falleció más tarde.

El fin de semana amaneció en la calle Carretera, entre Santa Rita y San Gregorio, el cadáver de otro joven, se presume que fue producto de otro ataque con arma blanca, según recuento del reportero de CubaNet.

Para culminar dice que se han reconocido cuatro muertes violentas en menos de un mes en esa provincia, y que existen rumores de lo que en Cuba se le llama crímenes pasionales, en realidad feminicidios.

Los guantanameros se enteran de sucesos de esta naturaleza, por los comentarios callejeros, la prensa oficial no publica estos hechos; por otra parte el periodista vaticina se puedan producir más muertes violentas durante el verano, puesto que se aproximan los tradicionales carnavales, famosos también por la ebriedad y el desorden.

(Con información de CubaNet)