Los retos que plantea el envejecimiento poblacional en Cuba son disimiles, si lo unimos con la crisis económica persistente que ha vivido la Isla durante décadas, factor sobre el cual no se vaticina ningún cambio, nos damos cuenta de que ser anciano en la Mayor de las Antillas, es sin duda una de las peores cosas que le puede pasar a alguien.

La vejez de por sí decadente debería ir empalmada con un aliento de vida, de entusiasmo, sin embargo los hogares de ancianos en el país comunista cuentan con muy malas condiciones, es el caso del Hogar de Ancianos Número 1 de Villa Clara, localizado en la céntrica calle San Miguel, según CubaNet, sus condiciones son pésimas, reveló un informe que realizó la prensa oficialista.

Las autoridades visitaron la institución social, y se conoció que el personal administrativo estaba ausente de sus puestos de trabajo, en las áreas exteriores la iluminación no era suficiente, además de encontrar depósitos de escombros en zonas del asilo, peor fue el escenario descrito por este mismo medio antes citado, cuando las autoridades cubanas pudieron constatar a varios pacientes discapacitados prácticamente desnudos, sin pañales.

Salió a relucir también la deficiente alimentación de las personas de la tercera edad allí internadas, sin refuerzo proteico indispensable para pacientes desnutridos, y anémicos.


El cocinero del hogar de ancianos declaró que le entregan 12.2 libras de pollo para elaborar 125 raciones de comida.

Los pacientes se mostraron insatisfechos con la alimentación, aludieron a la mala calidad de los alimentos.

Una entrevistada por CubaNet, Yanelis Saavedra tiene un tío internado en la institución, y dijo que la alimentación es deficiente, que la familia tiene que reforzarle la comida.

“Las condiciones higiénicas del lugar no son idóneas, y al final uno está pagando por este servicio, que no se ofrece con toda la calidad que debería”, enfatizó Yanelis.

Igualmente las autoridades notificaron la presencia de cucarachas, y otros vectores de diferentes enfermedades, así como la escasez de servicios sanitarios para los empleados.

La provincia más envejecida de Cuba, es Villa Clara, que registra una cifra superior a las 170.000 personas con más de 60 años.

(Con información de CubaNet)