Guillermo García Frías propone criar avestruces para paliar el hambre en Cuba (Imagen, captura de pantalla, redes sociales)

El comandante Guillermo García Frías, quien funge como director de la Empresa Nacional Flora y Fauna de Cuba, aseguró en una emisión del programa informativo de la televisión estatal Mesa Redonda, que la jutía tiene una carne con un valor de proteína superior a todas las carnes, además de una piel de alta calidad.


A propósito de la escasez alimentaria en Cuba, García Frías comentó que «cultivan y desarrollan» el avestruz, que puede producir más que una vaca, según el nonagenario militar.

«…Parece mentira, un avestruz pone 60 huevos, de los cuales se gozan 40 pichones» que al año ofrecen cuatro toneladas de carne «a cien kilos cada pichón, mientras una vaca pare un ternero y al año es un añojo, y no tiene ese peso», ni a su juicio esa cantidad de carne.

De acuerdo al funcionario en el país se desarrollan siete granjas de avestruz, aprovechando el clima, dos de ellas en el centro de Guantánamo, 2 en la provincia Granma, en los municipios de Pilón y Niquero, y una en Santiago de Cuba.

Otras serán construidas en La Habana y en el municipio especial de Isla de la Juventud, anunció.


Asimismo habló de un proyecto en el que trabajan para tener 30.000 vacas estabuladas, 15.000 en Camagüey y otras 15.000 en Artemisa.

Dichas vacas se crían en un espacio cerrado determinado, en el que permanecen la mayor parte de su vida.

«Estas vacas estabuladas tienen que parir todas en el año, cada año…porque tiene un proceso de nueve meses gestantes, dos meses amamantando la cría», ya que lleva un destete precoz, explicó el funcionario.

«A los dos meses se le quita la cría y queda un mes para volver a gestarla, y tiene que parir en el año y la que no pare en el año no se alimenta, va para la ceba y de ahí para el consumo humano», añadió.

Según el portal noticias Cibercuba, al comienzo del pasado año, el kilo congelado de solomillo de avestruz se vendía en las tiendas recaudadoras de divisa a un precio de aproximadamente 61 CUC, inaccesible para la mayoría de los cubanos, que reciben como salario promedio 30 CUC mensuales.

No obstante las vacas estabuladas y el desarrollo del avestruz parece ser la nueva estrategia del régimen de La Habana para paliar el hambre en Cuba.