Gobierno cubano se queja de la «conducta» de Washigton con la representante de la Embajada de EEUU en La Habana (Imagen de archivo)

El régimen de La Habana se ha quejado con la encargada de negocios de EEUU en Cuba, Mara Tekach de la «conducta y trayectoria» de Washington en referencia al asunto de los derechos humanos, reporta Diario de Cuba.


Yuri Gala López, director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), dio a conocer en Twitter, que citó a la diplomática estadounidense para que trasladara a la administración de Donald Trump «las profundas preocupaciones e insatisfacciones de Cuba por la conducta y trayectoria deplorables del Gobierno de EEUU en materia de derechos humanos».

El designado gobernante Miguel Díaz-Canel anunció el sábado, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular que «adoptará todas las medidas para frenar las acciones intervencionistas» de Washington».

Según el sustituto de Raúl Castro, Cuba «sostiene lazos formales con EEUU procurando sostener los vínculos familiares de millones de ciudadanos y la comunicación entre ambos países».


El Gobierno cubano ha dicho que Estados Unidos busca romper las relaciones diplomáticas, restablecidas en 2014 por el ex presidente demócrata Barack Obama.

Encargada de Negocios Mara Tekach: En una reunión que yo solicité a MINREX el viernes, 20 de diciembre, reiteré la…

Posted by Embajada de Estados Unidos en Cuba on Monday, December 23, 2019

La representante de la Embajada de EEUU en La Habana aclaró en redes sociales que fue ella quien solicitó esa reunión con el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), el pasado viernes 20 de diciembre, en el encuentro Tekach reiteró «la preocupación de los Estados Unidos por abusos a los derechos humanos», y solicitó «la inmediata liberación de todos los presos políticos, incluyendo a José Daniel Ferrer, quien lleva ya 80 días de detención ilegal».

«Sigo muy preocupada por los más de 100 presos políticos en Cuba, el daño que pudiera ocurrirles y la falta de un debido proceso. Como representante de los Estados Unidos en Cuba, continuaré abogando por un gobierno responsable para el pueblo cubano, que no quiere más que libertad y prosperidad», concluyó.