El ministro de Exteriores cubano Bruno Rodríguez Parrilla exigió en Twitter la liberación inmediata de los cuatro funcionarios detenidos por las autoridades bolivianas.


«#CubaMinrex demanda la inmediata liberación de 4 colaboradores de la salud cubanos detenidos en #Bolivia bajo calumniosas imputaciones, el cese de la campaña política de instigación a la violencia y el odio contra el personal cubano y garantías para su retorno seguro a la Patria», escribió el canciller del régimen.

Autoridades bolivianas detuvieron a cuatro cubanos (tres hombres y una mujer, aparentemente médicos), tenían en su poder dinero para supuestamente pagar a manifestantes afines a Evo Morales para causar caos en el país, esta información reportada por medios locales en ese país, fue corroborada a CNN por Arturo Murillo, ministro del nuevo Gobierno.

Los ciudadanos de la Isla conducían un vehículo en el que se encontró una mochila con 90.000 bolivianos (unos 13.000 dólares); al menos uno de los cubanos, Idalberto Delgado Baro, portaba una credencial del Ministerio de Relaciones Exteriores en Bolivia que lo identifica como personal técnico de la Brigada Médica Cubana y de la Embajada de Cuba en el país, según reporte de efectivos del Distrito Policial Integral 3, de El Alto.


«Estamos encontrándonos gente que está haciendo subversión en nuestro país, que está haciendo sedición en nuestro país y que, apenas se ha ido el presidente Morales, han empezado a incendiar el país: marchas por todos lados, bloqueos por todos lados y, obviamente, en búsqueda de desestabilizar al Gobierno legalmente establecido», explicó Murillo.

El titular agregó que no van a permitir sedición en Bolivia, como tampoco que cubanos, venezolanos o cualquier extranjero ingrese a su país para «hacer terrorismo» o «narcotráfico».

El nuevo Gobierno de Bolivia ha pedido al régimen cubano retirar a 725 de sus cooperantes de ese país latinoamericano, a partir de este viernes.