Gobierno de Bolivia expulsa por las buenas a 725 «cooperantes» cubanos del país (Imagen tomada de Juventud Rebelde)

A partir de este viernes 725 cubanos están obligados a marcharse de Bolivia, luego de que cuatro ciudadanos de la Isla fueran detenidos con grandes montos de dinero para pagar a manifestantes afines a Evo Morales para causar caos en el país latinoamericano, reporta Diario de Cuba citando información de La Razón.


Karen Longaric, ministra de exteriores boliviana dijo al canal TVU que tuvo «una larga conversación con el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en términos muy respetuosos, muy amistosos si se quiere, ellos están retirando a partir de mañana (viernes) a 725 ciudadanos cubanos que cumplen funciones de cooperación en diferentes áreas».

Según la canciller, la salida de los cubanos de Bolivia, «es oportuna y necesaria» en un intento para salvar el «trato respetuoso como siempre hubo entre Cuba y Bolivia».

Entre los cubanos que regresarán a la Isla procedentes de Bolivia, se encuentran médicos que cumplían misión en ese país, y quienes laboraban en el área de comunicación, entre otros.

Asimismo el Gobierno de Bolivia anunció cesará a los funcionarios de su embajada en Venezuela, y reconducirá las relaciones con Caracas.


«Vamos a tomar las acciones, pero todo se orienta a cesar a los funcionarios que tenemos en Venezuela y reconstituir las relaciones de Bolivia con ese país, pero en un marco de democracia y respeto fundamental a los principios del derecho internacional y fundamentalmente al respeto de los derechos humanos», detalló.

La información de que cuatro cubanos detenidos(tres hombres y una mujer, aparentemente médicos), tenían en su poder dinero para supuestamente pagar a líderes de las protestas, fue corroborada a la cadena CNN por Arturo Murillo, ministro de Gobierno boliviano.

Los isleños conducían un vehículo en el que se encontró una mochila con 90.000 bolivianos (unos 13.000 dólares), alegan medios de prensa locales.

Al menos uno de los cubanos, Idalberto Delgado Baro, portaba una credencial del Ministerio de Relaciones Exteriores en Bolivia que lo identifica como personal técnico de la Brigada Médica Cubana y de la Embajada de Cuba en el país, según reporte de efectivos del Distrito Policial Integral 3, de El Alto.

El dinero estaba destinado a pagar los sueldos de los médicos cubanos desplegados por toda Bolivia, de acuerdo a los detenidos.

Uno de los arrestados se identificó como cajero y responsable de pagar el salario de los galenos desde hace varios años.

Murillo denunció intentos de subversión y desestabilización por parte de ciudadanos extranjeros, entre ellos cuatro venezolanos armados y con vestimenta de policías.

En entrevista con CNN, el nuevo ministro de Gobierno explicó: «estamos encontrándonos gente que está haciendo subversión en nuestro país, que está haciendo sedición en nuestro país y que, apenas se ha ido el presidente Morales, han empezado a incendiar el país: marchas por todos lados, bloqueos por todos lados y, obviamente, en búsqueda de desestabilizar al Gobierno legalmente establecido».

El titular agregó que no van a permitir sedición en Bolivia, como tampoco que cubanos, venezolanos o cualquier extranjero ingrese a su país para «hacer terrorismo» o «narcotráfico».

Advirtió el nuevo Gobierno boliviano está dispuesto «a usar todo el peso de la ley (…) para que esta gente deje de destruir nuestro país».