El Gobierno cubano ha admitido pérdidas de 413 millones 793 mil dólares en el sector agrícola entre abril de 2017 y marzo de 2018, de acuerdo al ministro de agricultura cubano, Gustavo Rodríguez, en la Conferencia de la FAO, reporta Radio Martí.


Esteban Hernández, experto en temas agrícolas opinó sobre las causas de las millonarias pérdidas:

Según el especialista el desastre agrícola se debe a la falta de productividad de las tierras en la Isla comunista, ya que en el país hay muchas tierras ociosas que no se siembran.

«Se siembran una vez al año, y el resto del año están vacías, porque falta fuerza de trabajo, porque a veces falta petróleo, o por las estrategias de producción», explicó Hernández, quien considera las empresas estatales no aprovechan eficientemente las tierras.

Aunque Hernández señala que el salario de los agricultores es muy bajo, y muchos estatales se han ido a trabajar con los campesinos, por este motivo, ya que ellos sí aprovechan las capacidades de las tierras, y sus parcelas están sembradas el año entero, el titular cubano aseguró ante la FAO, que las cuantiosas pérdidas en el sector se deben al embargo de EEUU.


Las limitaciones a la comercialización es otro factor que incide en el bajo rendimiento; el sistema de acopio no tiene capacidad para recoger todo lo que los campesinos producen, demoran mucho los pagos…y por otra parte el bloqueo para que el campesino no vaya» a La Habana «es tremendo, los inspectores, la policía, los puntos de control», mencionó Hernández.

Sin embargo, el ministro cubano habló de más planificación, para supuestamente solucionar el problema, en lugar de darle mayor autonomía a los productores.