Médicos cubanos enviados a Italia/Imagen de archivo

Las relaciones entre el Gobierno canadiense y el régimen de La Habana no han vuelto a ser las mismas, desde que más de una docena de diplomáticos canadienses reportaron afecciones de salud durante su misión en la Isla, y nunca se determinara cuáles fueron realmente las causas, informa Telemundo 51.


Pese a que el Gobierno cubano ha aprovechado la pandemia de Covid-19, para venderse como potencia médica, y recaudar divisas a través de la venta de servicios profesionales, enviando a médicos cubanos a múltiples países de Europa, África y América Latina, Ottawa no quiere a los especialistas de la Isla atendiendo a los pacientes de coronavirus canadienses.

El Gobierno de Miguel Díaz-Canel está desconcertado, y ha apelado a los descendientes de indígenas canadienses, para que intervengan. En abril pasado Jerry Daniels, gran jefe de la región sur de Manitoba, envió una carta a Justin Trudeau para pedirle que abriera la puerta a la cooperación cubana.

Pero según la viceprimera ministra Chrystia Freeland, «el país tiene recursos suficientes para afrontar la enfermedad sin ayuda internacional», reportó el independiente diario digital cubano 14yMedio.

Lo que demuestra las relaciones entre Cuba y Canadá se han enfriado por los ataques sónicos, y por el apoyo de La Habana al régimen de Caracas.