Fuerzas represivas asaltaron la sede de la UNPACU (Imagen de archivo)

Fuerzas represivas del régimen cubano allanaron la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Santiago de Cuba, este martes a las 6:00 am, ocasión que aprovecharon para detener al líder opositor José Daniel Ferrer, y a varios activistas que militan en el movimiento, que está próximo a cumplir su octavo aniversario, denunció el joven disidente Carlos Amel Oliva Torres, en sus redes sociales.


La Seguridad del Estado también decomisó medios de trabajo de los activistas, como laptops, mesas de oficina, y utensilios del comedor social de la UNPACU, «que brinda asistencia a decenas de personas diariamente», asimismo confiscaron medicinas y sábanas, añadió Oliva Torres.

«En una de las tres viviendas que conforman la sede principal se encuentra la esposa de José Daniel y la criatura que dió a luz hace solo tres meses, no sabemos cuál es el estado de salud actual de la madre y el bebé lactante», precisó el joven hace algunas horas.

Según dio a conocer en su publicación, el monopolio de telecomunicaciones cubano (ETECSA) habría cortado el servicio de los celulares de los activistas, para impedir la comunicación.

«Hoy decenas de ancianos enfermos, mujeres y niños no podrán comer como diariamente lo hacen en nuestro comedor comunitario», escribió en redes sociales Kata Mojena, quien milita en la UNPACU.


Al momento de escribir esta noticia, el líder del movimiento, José Daniel había sido puesto en libertad por los oficiales de la policía política.

«Rompieron todas las puertas y nos pusieron contra la pared a todos los activistas que habíamos en la sede, empezaron a registrar todo, se llevaron televisores, mesas, sillas, todo lo que servía para ayudar al pueblo, se llevaron a cinco activistas», confesó a Radio Martí, José Daniel Ferrer Cantillo de 16 años, hijo del líder opositor.