Colas en los mercados de Morón, Imagen captura de pantalla, redes sociales

A lo largo y ancho de Cuba la policía vigila las multitudinarias colas de en los mercados, donde el creciente desabastecimiento de productos provoca alteraciones del orden público, informa Martí Noticias.


Vladimir Ríos Cruz desde Los Cristales, Jatibonico, explicó que la escasez de alimentos está fraccionando la sociedad.

«Todo el mundo tiene la misma necesidad…el mismo problema. Sí hay presencia policial en las colas. Hasta cuidan la cola con perros», indicó.

Según Yoel Espinosa Medrano, en Santa Clara hubo arrestos de hombres y mujeres en la tienda América Latina, del barrio El Condado, en una aglomeración de personas para entrar al local y comprar detergente.

Para Espinosa Medrano la policía se involucra cada vez más en la organización de la colas, ante el temor de que «en cualquier momento» ocurra «un estallido social» por las penurias que se viven en la Isla cotidianamente.


El director de La Hora de Cuba, Henry Constantín, reveló que el exceso de personas en las tiendas del mercado de Plaza de Méndez, en Camagüey, provocó la ruptura de vidrieras, incluso bajo la vigilancia de los Boinas Negras.

De acuerdo al periodista independiente, la gente «cada vez pierden más la paciencia, saben que el producto puede demorarse en aparecer».

«Las colas han sido enormes, y todas bajo custodia» de la policía, sostuvo.

Por su parte el periodista independiente Adriano Castañeda, detalló que en la tienda La Perla, de la capital espirituana, hubo arrestos en una cola para comprar detergente.

Castañeda contó que «tiraron la puerta» y una señora que hacía la fila perdió un dedo.

Desde Las Tunas, Yolanda Carmenate aseguró este lunes hasta en las farmacias, había presencia policial.

La activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), explicó que las personas no saben «donde ni cuando van a sacar esos artículos» y esto genera un gran descontento popular.

En Songo la Maya, Santiago de Cuba, las personas derribaron parcialmente el muro de entrada del punto de venta de gas licuado e insultaron a los uniformados, detalló la reportera Yadira Serrano para CubaNet.