Una mujer del sur de Florida ha hallado un poco de esperanza después de perder a su hijo el año pasado, cuando contrajo una infección, “había contraído una infección llamada sepsis. No me di cuenta de lo que era en ese momento”, explicó Kayleigh Ferguson-Walker, informa Local 10 News.

“Las enfermeras respondieron rápidamente y me llevaron a una habitación y mi respiración se estaba agotando”, contó la mujer que estaba embarazada de su segundo hijo en ese momento.

“Estuve en coma por dos semanas”, detalló.


La infección llevó a Ferguson-Walker a perder a su hijo que estaba por nacer. Luego, los médicos se vieron obligados a amputar sus brazos y piernas para salvar su vida.

“El mayor desafío ha sido encontrar una manera de hacer las cosas, encontrar una nueva forma, tratar de cuidar a mi hijo, limpiar su cara, ayudarlo con su ropa”, dijo la joven madre.

Sin embargo, el martes en Joy’s Roti Cafe en Lauderhill, su familia lanzó el Fondo de Construcción de Viviendas Kayleigh Ferguson-Walker con la esperanza de recaudar $ 400,000 para construirle un hogar que cumpla con los requisitos para una persona con discapacidad.

La vivienda estará equipada con «tecnología de casa inteligente» que le permitirá controlar la mayoría de las cosas dentro de la casa con el simple uso de sus comandos de voz, donados por la compañía, Insteon.

El esposo de Ferguson-Walker, Ramon Walker confesó que la madre de su hija “ha pasado por algo devastador donde casi pierde la vida”, no obstante, sonríe.

La familia ha recaudado $ 4,000 para ayudarla, hasta el momento.