La familia del cubano Rolando Fraga, quien falleció aplastado por los escombros en el colapsó del puente de FIU presentó una demanda por «negligencia» a las dos empresas a cargo de la obra.


La demanda alega «negligencia» por parte de las firmas MCM Construction y FIGG Bridge Design, que estaban a cargo del proyecto, la construcción y la instalación del puente de FIU, dice un comunicado de los abogados.

«simplemente hubieran cerrado la carretera mientras los trabajadores estaban ajustando los cables de tensión, tantas vidas no se habrían perdido» dijo uno de los abogados.

La demanda civil fue presentada por la esposa de Fraga, Ana María Oviedo, al considerar que había «suficientes señales de advertencia de que existía un peligro para la seguridad pública y está amparada bajo la Ley de Muerte Injusta de Florida.