Ana Margarita Martínez demanda a Netflix por la producción de La Red Avispa

La exiliada cubana Ana Margarita Martínez demandó en una corte de Miami a la plataforma Netflix, productora de la película WASP Network (La Red Avispa); así como también al director del filme Olivier Assayas.


Martínez presentó la demanda alegando que su reputación había quedado «dañada» en la película por incluir «falsamente» un personaje sobre su vida. De acuerdo a la demanda Martínez fue falsamente retratada con un «estilo de vida lujoso pagado con dinero de la droga y actividades terroristas».

La demanda por difamación también va dirigida a la empresa Orange Studios S.A.

El documento alega que en realidad Martínez era una madre trabajadora que mantenía económicamente a su marido, el exespía cubano en Miami Juan Pablo Roque, quien presuntamente le ocultó sus funciones y vínculo con una red de espionaje castrista y luego se marchó a Cuba en secreto.

La demanda está presentada por los abogados Hirzel Dreyfuss & Dempsey, PLLC y Roig & Villarreal, en nombre de Martínez. La misma busca hacer justicia a la reputación de la cubana y a la de los exiliados de la isla.


Martínez mantiene que estuvo devastada cuando su esposo regresó abruptamente a Cuba en 1996 y se reveló que era un agente del régimen de Castro. Desde entonces no lo ha vuelto a ver.

«Los acusados están dañando intencionalmente el nombre y la reputación de la Sra. Martínez mientras la vuelven a traumatizar al traer a la luz eventos del pasado que interrumpieron significativamente el curso de su vida», afirma la demanda.

El personaje de Martínez en la película está interpretado por la actriz cubana Ana de Armas.