Un ex policía cubano que llegó en balsa a Miami en 2016, vestido de completo uniforme, ha sido arrestado como principal sospechoso de la desaparición de dos colombianas en Virginia, EEUU.

Se trata de Hareton Jaime Rodríguez Sariol, quien se desempeñaba como agente de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), en Cuba.

El hombre fue detenido en Lackawanna, Pensilvania, y está siendo interrogado por las autoridades estadounidenses por la desaparición de Elizabeth Rodríguez Rubio, de 48 años de edad, y su nieta Angie Carolina Rodríguez Rubio, de 12 años, quienes fueron vistas por última vez el pasado 5 de agosto en la ciudad de Harrisonburg.

Elizabeth y Angie iban acompañadas del cubano en dirección a Maryland, donde viven, el auto en el que Rodríguez Sariol transportaba a las dos mujeres, un Honda Civic fue hallado en llamas en la carretera Interestatal 66, luego según el diario independiente cubano 14yMedio, el presunto condujo un camión Volvo del 2000 en diferentes estados de EEUU.


La policía notificó con una alerta la desaparición de la abuela y la nieta el 7 de agosto.

Una fuente cercana al sospechoso contó: “el capitán estaba locamente enamorado de esa mujer. Ellos se conocieron en una escuela de inglés donde estudiaban y desde entonces salían. Ella quería casarse para obtener los papeles”.

“Hareton era rastrero, sacó su licencia en Texas y durante un mes vivió en su carro a las afueras de la compañía para la que manejaba en Washington DC. Ella lo atendía los viernes, cuando el capitán cobraba y le daba todo el dinero. La mujer vivía con un hijo al cual nunca conocí”, agregó la fuente que pidió anonimato.

Familiares de las colombianas dicen estar muy estresados con la desaparición de ambas.

“La mayoría de nosotros tenemos pesadillas por la noche”, aseguró David Barrero, hijo de Elizabeth Rodríguez, quien dice que su hermana ha repartido volantes por todo Harrisonburg, y ciudades aledañas.

A quienes tengan información la policía pide se comuniquen con alto al crimen 540-574-5050.

Otras fuentes han comentado que el ex policía cubano, pese a haberse desempeñado en el país caribeño en esa corrupta entidad que representa al régimen de La Habana, parecía ser una persona decente.

(Con información de 14yMedio)