Etecsa sería una de las empresas cubanas que se ha enriquecido en Venezuela/Imagen tomada de Twitter

Varias empresas cubanas del sector de telecomunicaciones «han hecho fortuna» en Venezuela, a través de contratos suscritos con el Estado e instituciones públicas de ese país, favoreciendo a los regímenes de La Habana y Caracas, denunciaron opositores venezolanos, recoge Martí Noticias.


Julio Borges, representante del líder opositor Juan Guaidó para las Relaciones Exteriores, dijo que «Cubatel, Copextel, Albet y Etecsa son empresas cubanas que han hecho fortuna gracias a contratos con empresas del Estado e instituciones públicas de Venezuela.»

«Esto le ha permitido a la dictadura de Maduro copiar el sistema cubano de control político y financiar a La Habana», agregó.

Para Borges es «un mecanismo» que busca «profundizar la penetración cubana en el país y financiar a la dictadura castrista», a través de dichas compañías, que suman «más de 5.000 millones de dólares en contratos», a pesar de que «no tenían experiencia ni conocimiento en el área».

Al revisar a fondo los contratos, asegura Borges, se dieron cuenta de que «estas empresas no tenían experiencia en el área».


«Además, fueron contratos secretos, que se dieron de espaldas al país y que en muchos casos constituyen una violación flagrante a la soberanía. Por ejemplo, Cuba tuvo acceso al sistema de identidad de Venezuela», puntualizó.

Según Borges, el régimen cubano «es el sostén más importante de (el presidente venezolano) Nicolás Maduro».

«Maduro se ha quedado sin apoyos. Solo le quedan Cuba, Irán y el crimen organizado. La inteligencia cubana es la que le permite perseguir a la Fuerza Armada y a la sociedad civil. Es un aparataje dictatorial montado para desmontar la lucha interna del pueblo venezolano», sentenció.

«El mundo debe presionar a Cuba y a Maduro para lograr una transición», precisa.

Borges también anunció la oposición venezolana seguirá trabajando para que «la comunidad internacional avance en la justicia universal frente a los graves crímenes cometidos por el régimen de Maduro».