Estudiante universitario que fue brutalmente golpeado por manifestarse el 11J ofrece su testimonio/Imagen tomada de redes sociales

Un joven universitario, estudiante de la carrera de Física en la Universidad de La Habana, Leonardo Romero Negrín, que participó en la masiva protesta del pasado domingo 11 de julio en Cuba, dio a conocer la golpiza que sufrió en una estación de policía en días recientes por atreverse a protestar.

El sábado 17 de julio ya Romero Negrín se encontraba en su casa, después de días encarcelado, el estudiante dijo que estaba en reclusión domiciliaria, esperando un juicio bajo la acusación de «desorden público».


La policía política apresó a Leonardo en los bajos del hotel Saratoga, en La Habana Vieja, en medio de una manifestación pacífica, cuando intentaba impedir que otro estudiante fuera detenido.

Antes de ser detenido violentamente, Romero Negrín dijo ver atrocidades de todo tipo, el estudiante que el intentó defender estaba siendo golpeado brutalmente.

«Luego me cogen varios oficiales me hacen una llave, me dan golpes», reveló.

Sin embargo, donde lo golpearon salvajemente fue en la estación policial de Dragones.


«Me llevaron a la estación de Dragones, que está exactamente a una cuadra, y cuando entramos me tiraron en el piso de un estrallón y entre cuatro personas me cayeron a patadas por todas partes. Me cubrí la cara con los antebrazos y siguieron dándome patadas, por eso tengo un antebrazo hinchado, un médico lo vio», confesó el joven en una entrevista.

«También una costilla me duele, no llegó a fracturarse, pero me duele y eso el médico también lo vio», añadió.

«Después me llevaron para un patiecito. Un oficial fue con una tabla de madera blanca y una cámara en la otra mano, que era de un periodista estatal que estaba ahí y lo vio todo. No quiero involucrarlo, pero es un periodista de Alma Mater que vio exactamente todo lo que me hicieron. El oficial me dio varios tablazos por las piernas, todavía tengo las cicatrices», sentenció.

«Cuando iba a salir de allí vino otro oficial, el 03912 de la estación de Dragones, y le dijo a dos personas que me aguantaran, me cogió con las dos manos por el pelo y me dijo: «¡Por mercenario!». Me dio un cabezazo por la nariz, casi me desmayé, y siguieron dándome golpes antes de trasladarme a la estación de Zanja», concluyó.

Romero Negrín es además alumno ayudante en la Universidad de La Habana, lo que significa imparte clases en la Facultad de Física, él también participó en la protesta de Obispo el pasado 30 de abril.