(EFE). Estados Unidos sancionó hoy a 22 mexicanos y 42 empresas por su relación con las actividades encabezadas por el narcotraficante Raúl Flores Hernández, entre ellos el veterano futbolista Rafa Márquez, exjugador del Fútbol Club Barcelona que ahora compite en el Atlas mexicano.


El Departamento del Tesoro de EEUU impuso sanciones al narcotraficante Flores Hernández, que dirige su propia organización criminal, y a otros 21 mexicanos vinculados a él, entre ellos Márquez, al que acusa de «tener una larga relación» con el delincuente y «haber manejado activos» para él.

Entras los nuevos individuos que ha incluido en su lista negra la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de EE UU está el exjugador del Barcelona y el cantante Julión Álvarez, además de otras 20 personas de nacionalidad mexicana.

La investigación señala que las empresas de Márquez y Álvarez podrían servir para lavar dinero del crimen organizado y los ligan con Raúl Flores Hernández. Este último está acusado de tráfico de cocaína y lavado de dinero en EUA y es buscado en México.

El que sus nombres aparezcan en esa lista tendrá unas consecuencias a corto plazos: sus visas serán canceladas de manera inmediata, se congelarán sus cuentas en EE UU así como sus propiedades en ese país. Además, se le prohíbe a ciudadanos de EE UU y empresas realizar negocios con ellos.